← Volver a la lista de posts

Transformando la educación

El sistema educativo actual es muy efectivo generando trabajadores reemplazables, obedientes y productivos, pero ineficiente y anticuado para las necesidades del mundo actual. En Make it Real queremos ser el inicio del cambio.

Desde que tenía 13 años sabía lo que quería hacer por el resto de mi vida: emprender y programar. Pero mi única opción cuando salí del colegio era entrar a la universidad. Aún recuerdo esos años oscuros que amenazaron mi interés por la programación con complicados procesos de ingeniería de software que hoy ya nadie utiliza y que reducen la programación a pegar ladrillos con cemento.

Pero eso no es la programación. La programación es un acto creativo, que reune las tres habilidades más importantes del mundo de hoy.

Pensamiento crítico. Capacidad de mirar los problemas desde diferentes perspectivas y romper el status quo si es necesario. Entender que los “adultos” y los “expertos” no lo saben todo y no siempre tienen la razón.

Auto-aprendizaje. La información hoy cuesta muy poco. Actualmente es posible aprender de casi cualquier tema con un computador y una conexión a internet.

Creatividad. La capacidad de imaginar, crear e innovar.

Ya no es un título universitario lo que motiva a la nueva generación, ni lo que las nuevas empresas valoran. La nueva acreditación es lo que cada uno ha creado: un portafolio, un blog, aportes a la comunidad (p.e. Open Source, StackOverflow), etc.

La educación está dejando de ser un proceso lineal que toma 20 o 25 años, para convierse en el eje central de nuestras vidas. No importa si tenemos cinco, treinta, o noventa años, todos los días son una nueva oportunidad de aprender, crear, y ayudar.

Redefiniendo el fracaso

Y es que en el sistema educativo actual, el fracaso tiene una connotación negativa. Las malas notas son eso, malas notas. Y por eso para muchos el fracaso se convierte en frustración. Y la frustración es algo que preferiríamos evitar. Y entonces dejamos de intentar.

En Make it Real creemos que el fracaso es algo que podemos aprovechar. El fracaso nos indica que lo estamos intentando, y eso es bueno, porque podemos corregir e intentarlo nuevamente. Y ese proceso lo podemos repetir varias veces. Deja de ser fracaso y se convierte en una iteración.

De eso se trata la programación, de intentar e iterar. Intentar e iterar. Todos los días, varias veces al día. Es la única forma de aprender.

Una única premisa

Para transformar la educación solo necesitamos una premisa: aprender algo nuevo cada día, crear algo nuevo cada día. No importa si asistes a la universidad o no, si tienes un trabajo o no, si tienes 5 años o 65, si es martes o sábado: aprende algo nuevo cada día y crea algo nuevo cada día.

No todos somos iguales

Desde el punto de vista metodológico, el error más grande que comete el sistema de educación tradicional es asumir que todos saben lo mismo y aprenden al mismo ritmo. Es por eso que hemos diseñado un programa completamente personalizado que el estudiante puede seguir a su propio ritmo.

Y es que la mayoría de profesores creen que su su rol más importante es “dictar clase”. Pero eso no es cierto. Por eso en Make it Real no los llamamos profesores, los llamamos mentores. Los mentores guían el aprendizaje de cada estudiante, solucionan dudas y amplían los temas que más se les dificulten. El aprendizaje lo realiza cada uno, a su propio ritmo.

comments powered by Disqus