← Volver a la lista de posts

2 años después de Make It Real

Esta historia comienza hace ya casi dos años, cuando cursaba octavo semestre de Ingeniería Electrónica en la Universidad de Antioquia, para ese entonces estaba un poco insatisfecho y decepcionado de lo que había recogido hasta ese momento en la Universidad , me costaba mucho hacerme a la idea de que todo el esfuerzo que había invertido en obtener ese conocimiento y llegar a ese punto, aun no me permitiera tener la capacidad de ejecución y el poder para materializar objetivos que yo buscaba.

Modelo en cascada

Estudiantes Make It Real - Versión #1.

Sorpresivamente encontré Make It Real, una propuesta de educación innovadora, disruptiva, desafiante e intensa, que me llevaría a tomar un par de decisiones complejas como detener temporalmente mis estudios y abandonar mi trabajo de ese entonces, enfocando el 100% de mis energías para convertirme en programador. Después de analizar mucho los pro y los contra, contar con el apoyo de varias personas con las que hoy en día me siento profundamente agradecido, decidí tomar el riesgo y hoy dos años después quiero contarles sobre los tres aprendizajes y resultados más importantes después de vivir este proceso en primera persona.

“No se trata simplemente de escribir código, Make It Real es un camino que va directo a transformar la manera en que aprendemos, vivimos y trabajamos cada día. Ha sido una de las experiencias más intensas y productivas de toda mi vida”

Interpretación del fracaso

Make It Real cuenta con un programa diseñado para que cada persona aprenda bajo su propio ritmo y de acuerdo a sus capacidades. La curva de aprendizaje para convertirse en programador es muy lenta en sus inicios, debemos asimilar y digerir gran cantidad de información en muy poco tiempo y si bien para algunos es fácil, para otros puede tomar más tiempo de lo que se cree, pero a la final sin importar el caso: todo se traducirá en persistencia. Diferente a la tendencia de nuestro modelo educativo actual en colegios y universidades donde hay un tema, una fecha específica y un puntaje para evaluar el aprendizaje del estudiante, aquí todo se traduce en intentos, que no vienen siendo más que iteraciones. Esto llevado a cualquier contexto de nuestras vidas es un arma de inmenso poder, cuando comprendemos que “solo se fracasa cuando lo dejamos de intentar”, nos convertimos en seres humanos que llegan hasta la última instancia agotando el último recurso para lograr un objetivo específico.

Poder de Ejecución

“Los seres humanos exitosos ejecutan, no se la pasan pensando”. Imaginen que tenemos una idea y buscamos cinco equipos para que cada uno se encargue de ejecutarla y llevarla a la realidad, después de un tiempo revisamos los resultados de cada uno de los equipos y ¿adivinen que?, pues que sorpresa, nos encontramos cinco resultados completamente diferentes, como dirían los abuelos: “Del dicho al hecho, hay mucho trecho”.

Por naturaleza todos somos excelentes soñadores, podemos fabricar ideas casi que a diario, cada día pensamos en nuestro próximo viaje, en nuestro próximo trabajo, en un nuevo negocio, en cambiar de pareja, comenzar a practicar un deporte o aprender un instrumento. Ahora preguntémonos: ¿Si todos somos tan buenos diseñando ideas que nos diferencia entre unos y otros?, la respuesta a esto es más que clara se llama: poder de ejecución. Aprender a escribir código no se logra leyendo, se logra escribiendo y mucho, por eso desde el primer día en Make It Real estás escribiendo código pasando por cada uno de los retos, proyectos y recursos que la plataforma ofrece, esa dinámica de afrontar un problema solo con Google de tu lado como caballito de batalla, se convierte en el mejor ejercicio para ver resultados, una vez lo logras y vas avanzando te tomas más y más confianza, te sientes más cómodo, lo que se convierte en un hábito y al final terminas hecho todo un maker.

Después de pasar por Make It Real he tenido la fortuna de trabajar en diversos proyectos, participar en diferentes competencias como la hackathon de Make It Real, Reto Fincluimos 2016 y AngelHack Bogotá 2016 en donde hemos sido finalistas y en el mejor de los casos ganadores, puedo decir que todo se resumen en capacidad para materializar los objetivos, hoy en día todos los que hemos vivido esta experiencia contamos con super poderes, en muy poco tiempo podemos construir un MVP, llevarlo a unos cuantos usuarios iniciales, ver que tal va en el mercado, ajustarlo para ponerlo a punto según la retroalimentación que recibamos y lograr que realmente solucione el problema o necesidad que estamos buscando.

Ganadores Make It Real - Hackathon #1

Ganadores Make It Real - Hackathon #1.

Finalistas Reto Fincluimos 2016

Finalistas Reto Fincluimos 2016 con Harvest Data

Ganadores Angel Hack Bogota 2016

Ganadores Angel Hack Bogota 2016 con Slashbox

Actitud de Aprendizaje

Alguna vez leí algo que decía: “La única ventaja competitiva que podemos tener, es la capacidad de aprender”, en esta industria donde las tecnologías, los lenguajes, los proyectos y todo evoluciona cada minuto a un ritmo desenfrenado, esto sí que es cierto. Aprender es uno de esos grandes regalos que el Universo nos ha dado, pero solo lo logramos si estamos en total disposición y tenemos toda la intención para conseguirlo. Aprender hace que podamos transformar nuestras realidades y escalar a nuevos escenarios en nuestras vidas, pero si no lo hacemos con total convicción conservaremos nuestros comportamientos habituales. Make It Real desde sus comienzos me enseñó que siempre habrá un siguiente escalón y que nunca se puede dar por concluido, como desarrolladores no solo se trata de escribir cientos de líneas de código, ni aprender múltiples lenguajes o tecnologías, es algo que va más allá, que solo se logra asimilar cuando estás en un equipo de trabajo, con personas que viven en diferentes ciudades y países del mundo, personas que jamás has visto en tu vida, que tienen gustos y preferencias diferentes a los tuyos, que analizan y resuelven los problemas de una manera completamente diferente a la tuya. En ese punto es donde comprendí que siempre habrá un camino más, una opción alterna y que de todo puedo sacar provecho si tengo mente abierta trabajando cada día con actitud de aprendizaje.

Hoy en día me siento completamente satisfecho de todo lo que he podido vivir en los últimos meses, ha sido un camino que superó mis expectativas con creces, estoy muy agradecido con Make It Real ya que fue el primer escalón para ampliar el espectro de oportunidades y entrar a un mundo de posibilidades que jamás había considerado, conocer gente excepcional de otros lugares del mundo que a través del código hablamos un mismo lenguaje en donde podemos aprender los unos de los otros, vivir experiencias de aprendizaje extremo y sobre todo trabajar con pasión cada día.

Me emociona mucho hacer parte esta familia y quiero compartir todo lo que he podido aprender hasta ahora con nuestros estudiantes del siguiente bootcamp presencial que haremos en la ciudad de Medellín donde tendré el privilegio de estar como mentor. Si también quieres vivir esta experiencia te invito a que visites nuestro programa Full Stack WEB Developer Presencial en Medellín y te registres.

Si quieren saber un poco mas sobre mí evolución y progreso visiten mi portafolio online, pueden contactarme por cualquier medio de los que ahí se encuentran.

comments powered by Disqus