← Volver a la lista de posts

Aprendiendo a Programar

Aprender a programar es difícil. La mayoría de la programación no requiere ser bueno en matemáticas, ni tener un cerebro especial; requiere mucha práctica. Aprender un nuevo lenguaje de programación es parecido a aprender un nuevo instrumento, o un nuevo idioma. Existen diferentes niveles de destreza. Pero así como no es necesario estudiar literatura para aprender un idioma, ni música para aprender un instrumento, no es necesario estudiar ingeniería de sistemas o ciencias de la computación para aprender a programar.

“To learn and to grow, we must consciously tune into the opportunities that are around us, as well as the barriers that may be unnecessarily holding us back”

- Carol Dweck, Mindset.

Los lenguajes de programación, así como los idiomas y la música, son un medio, no un fin. Construir una aplicación Web, escribir un cuento, o componer una canción son fines. Sí, es posible aprender un idioma solo por el hecho de aprender, pero no es hasta que utilizamos el idioma para defendernos en una conversación que el aprendizaje ocurre.

Lo mismo ocurre con la programación. Es posible aprender la sintaxis de un nuevo lenguaje de programación, y la estructura de un programa, pero no es hasta que intentamos hacer nuestra primera aplicación que el aprendizaje ocurre. Seleccionar un proyecto para construir es clave a la hora de aprender a programar. Recuerda siempre eso. La programación es una herramienta, y debemos tratarla como tal, ya sea para organizar información (p.e. Evernote o Dropbox), mejorar la comunicación (p.e. Twitter, Uber, Basecamp), o automatizar tareas repetitivas.

¿Cómo mejorar el aprendizaje?

Para aprender una nueva habilidad, se necesitan tres elementos básicos: mentalidad de crecimiento, practica deliberada y redefinir el fracaso.

Mentalidad de crecimiento

La mayor barrera para adquirir un nuevo conocimiento no es intelectual, es emocional. Creer que podemos aprender algo nuevo es una actitud, una mentalidad.

Carol Dweck, en su libro Mindset, argumenta que algunas personas creen que su inteligencia es fija, y que sin importar lo que hagan, nunca serán más inteligentes. Otras, por el contrario, ven la inteligencia como algo maleable y que puede ser desarrollada. Lo interesante es que esas dos mentalidades conducen a comportamientos y resultados diferentes.

Aprender una nueva habilidad puede ser bastante frustrante. Entender que esa frustración no va a ser permanente y que con más práctica eventualmente lo vamos a lograr (mentalidad de crecimiento), es clave para el aprendizaje.

Práctica deliberada

Para aprender una nueva habilidad, no basta con practicar. Es necesario practicar con un propósito. Los grandes músicos no intentan simplemente practicar el mayor número de horas al día. Intentan practicar esos 20 segundos que más se les están dificultando.

La práctica deliberada es desgastante. Muchos afirman que no es posible hacerla más de unas horas al día.

En la programación, la práctica deliberada ocurre cuando estamos intentando hacer algo con un nuevo lenguaje de programación, librería, o API que no entendemos completamente. Es ese momento en el que uno se enfrenta con un editor de texto en blanco o una consola parpadeante e intenta replicar algún tutorial que uno hizo previamente, o empieza un nuevo proyecto similar.

Redefinir el fracaso

Desde el colegion nos han enseñado a evitar el fracaso. Las malas notas son eso, malas notas. Pero ¿qué tal si redefinimos el fracaso y lo convertimos en iteraciones? De esa forma podemos cambiar la connotación negativa de fracaso y convertirla en algo positivo, en algo que nos indica que lo estamos intentando.

Es por eso que en Make it Real no medimos a los estudiantes por cuántos retos hacen por día. Los medimos por el número de intentos, sin importar si funcionan o no. A los intentos que no funcionan no los llamamos fracasos, los llamamos iteraciones. Recuerden: no están fracasando, están iterando.

Bienvenidos a esta nueva experiencia

En Make it Real no solo queremos que aprendas a programar. Queremos ayudarte a superar el síndrome del impostor que la mayoría de programadores hemos sufrido en algún momento de nuestras vidas. Queremos crearte esa mentalidad de crecimiento para que sigas aprendiendo nuevas habilidades por el resto de sus vidas.

Hemos diseñado todo el programa para hacer practica deliberada varias horas al día. Te vas a sentir frustrado(a). Va a ser desgastante. Pero te aseguro que si logras superar esa frustración, el resultado valdrá la pena.

¡Hagamos esto realidad!

comments powered by Disqus